sábado, abril 02, 2005

conocida, amiga, compañera en tres tiempos

que importa. todo es vanidad. somos todos egoístas, pero hoy me sentí bien. en vez de hablar, para variar, escuché. me sentí muy bien, pues era yo el que aconsejaba en vez de recibirlos. claro que no tenía que ver con amores.

que importa. el tiempo pasa, sana y nos reúne nuevamente con viejas amistades. anoche lo hizo. aún sigo pensando que eres preciosa, aún cuando no te vea tanto. te pregunto que si eres feliz, porque de verdad me importas, aún cuando no lo quieras ver. sabes que nunca te podré mirar del todo con ojos de amigo.

que importa. no siempre le podemos gustar y en la mayoría de los casos quien nos gusta no nos hace caso. ayer me ignoraste por completo, aún cuando yo fui quien te invité. no te entiendo. un día me tratas como un rey, el otro me ignoras como perro sato.

5 comentarios:

Alguien dijo...

Sssshhhh calla hombre, calla y disfruta de las pinceladas que te regala

hija y hermana de locas dijo...

Yo creo que tienes una carita de perro sato. Y por tanto las mujeres terminamos tratandote así.
Yo tambien lo haría.

Hasta la vista Ronald

J dijo...

Aquí lo deje

Alguién dijo...

Te debo unos comentarios. Pero una despistada con mucho trabajo es peligroso.

Estado pensando en tu ultimas vivencias. En un principio pensé decirte Imphotep, olvida tu orgullo. Llámala hostigadla hazle comprender que alguien como tu podías quererla de una manera atenta.

...Pero mi pensar cambio...
El hecho de esa llamada, para la mencionada pregunta fue un acto pueril. Lo que confirma que fuiste una victima. Una victima de quien no sabe lo que es realmente ser querida. No hay mucho mas que pensar, solo aprende de lo vivido, fuiste una victima.
Así que repite: "soy una victima" hazlo ahora. Vamos repite conmigo "Soy una victima". Ahora sonríe.

Porque es mejor ser la victima que el homicida, hiciste tú lo correcto y te pagaron mal. Y ningún cargo de conciencia llevaras. Ninguna estupidez, solo seguiste el deseo de querer a alguien, y que alguien te quisiera. Parece que solo hiciste del "pendejo" de la novela.

Y ese dolor que debes haber sentido, y tal vez aun sientas hoy y con probabilidad continúes sintiendo por unas semanas, meses…disfrútalo, vívelo mi querido Imhotep…vívelo
Un día llegue a la conclusión de que amor no son esas mariposas revoloteando en el estomago. No, amor es precisamente esa opresión en el corazón que pareciera reventara en cualquier segundo, pero nunca explota porque el corazón es fuerte.

Es bello sentir que mucho duele el amor. Al final ese sentir es lo que yo le llamo “efecto mariposa”.

Te quiero novia. Disculpa que tarde mucho, pero ya sabes estos días soy despistada a la potencia de mil. Sabes, hoy tuve el día libre, pasee por las tiendas durante la mañana y vi un hermoso vestido de novia que se te haría lucir muy bien.

Alguien dijo...

No te veo

©2014 Hiram Sánchez-Barreto. Según las disposiciones del Convenio de Berna para la protección de las Obras Literarias y Artísticas, las obras se encuentran protegidas sin ninguna formalidad en todos los países parte de este Convenio. Ello significa que la protección internacional del derecho de autor es automática, nace en el momento de la creación de la obra y este principio se aplica a todos los países Parte del Convenio de Berna. Entre estas disposiciones, se contemplan los Derechos de Autor y la Propiedad Intelectual bajo las cuales queda protegida toda la obra publicada en este portal. Los Sueños De Imhotep no reclama la propiedad o derechos sobre las imágenes y otros contenidos alojados en este sitio, salvo que se especifique. Todas las imágenes son copyright de sus respectivos propietarios y creadores.

Creative Commons License
Los Sueños de Imhotep by Hiram Sánchez-Barreto is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Los Sueños de Imhotep por Hiram Sánchez Barreto se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.